Si de alguna forma podemos calificar este curso 2020-21, estaremos todos de acuerdo en que se podría calificar como un curso extraño, distinto o inesperado.

Terminamos el curso anterior sin una despedida adecuada, sin abrazos, delante de una pantalla deseándonos un feliz verano con la advertencia cariñosa de tener cuidado y de cuidar los unos de los otros. El verano pasó sin pena ni gloria y llegó septiembre con mucha incertidumbre, con miedo y una sensación agridulce de que volvíamos al colegio.

Volvíamos a esa deseada rutina, pero sin saber muy bien cómo nos íbamos a encontrar el colegio: clases semipresenciales, reorganización de grupos, profesores nuevos… Mascarillas, geles hidroalcohólicos y muchas normas y medidas.  […]

Descarga la revista completa