En el interior se encuentra la PAZ

Entusiasmo, preocupación, tranquilidad, estrés, indecisión, sosiego, agobio, tristeza, desconfianza, empatía… las emociones a veces se agolpan nos invaden y se apoderan de nosotros mismos tomando el control de nuestra cabeza y nuestro corazón. La interioridad nos ayuda a tomar conciencia plena del momento presente, lo que refuerza en nuestros alumnos que la realidad es algo diferente a la emoción que tenemos, de la misma manera que, cada persona, damos una respuesta u otra, ante una situación concreta. La emoción que nos causa una situación, depende íntegramente de nosotros mismos y, por tanto, podemos hacer que dicha emoción termine cuando cada uno quiera.

El programa de Interioridad ofrece a nuestros alumnos, desde el aula de 2 años hasta bachillerato, momentos para experimentar, sentir, y emocionarse con los otros y con uno mismo, facilitando el viaje hacia el Interior de cada uno, hacia el SER Profundo dónde anida la PAZ y el Equilibrio. Ante la situación de miedo e incertidumbre que estamos viviendo en nuestra sociedad, ofrecemos espacios para cultivar su interior y reconocerse desde dentro, de parar ante el frenético ritmo que llevamos, de saborear el silencio y la calma tras la actividad, al volver del patio, y por supuesto de reflexionar, empatizar con el otro y ACTUAR ante la REALIDAD que nos rodea.