Estamos de enhorabuena, hemos recogido 585 euros y 850 kilos de pasta, de arroz, de tomate… aunque lo mas importante no es la cantidad, ni si lo que hemos recogido está más o menos rico, que ¡para gustos están los colores!

Lo prioritario es salir de nosotros mismos y llegar a los demás. A aquellos que no son tan afortunados como nosotros, a aquellos a los que la vida no les está tratando bien, a aquellos a los que cada granito que podamos aportar les va a servir de alivio y va a favorecer a que sean más felices y sientan, a través de nuestra ayuda, algo de cercanía y cariño.

¡Gracias!